Ir al contenido principal

Espacio en Fuga



“Espacio en Fuga” representa en La Villa un movimiento socio-cultural-plástico-recreativo (sí, TODO ESO) que supo ganarse (como su nombre lo indica) un ESPACIO indiscutido gracias a su perseverancia, entusiasmo y  coherencia que han quedado demostrados en su encuentro número 30 del pasado mes de Diciembre.

Para quienes no tienen mucha idea de qué se trata “Espacio en Fuga” les contamos que es un Encuentro abierto a la Comunidad  en donde cualquier persona puede expresar su arte (fotografía, plástica, danza, lectura de texto, instalación, etc.) en base a un tema elegido en el encuentro anterior (algunos temas fueron: “Barro”, “Envolver, desenvolver, volver, ver”, “Cuero”, “Mudanza”, “Trama”, etc.).
Luego del mismo, las organizadoras (que ahora son unas cuantas) ofrecen a los participantes un brindis con bocaditos y delicias elaboradas por ellas mismas. No persiguen un fin de lucro es sólo el placer de compartir y pasar un buen momento.
En una época en donde todo es “Compre YA”: Comida rápida; Satisfacción inmediata; Individualismo, etc. etc; lo que implica construcción en el tiempo, sostener una idea y/o proyecto más allá de las dificultades, trabajar y madurar en grupo no es muy valorizado. 
“Rescate” fue en busca de sus inciadoras (Susana Torme, Natalia Berenguer, Paola Knotek y Magdalena Crespo) para que nos cuenten cómo empezó “Espacio en Fuga” y qué fue representando para la cultura de la Villa.
Al ser entrevistadas cuentan sus comienzos hilvanando fechas y hechos que se FUGAN por momentos de sus memorias.
-“I don´t  remember,  pero fue antes del 2003”. (sic)
-“Al principio las palabras eran cronometradas, rigurosas, todo era muy elaborado y los encuentros eran 1 por mes”.
-“La idea del nombre es “dar aire, espacio”.

La historia dice que el primer “Espacio en Fuga” fue en Abril del 2003 y por aquél entonces anunciaban que la propuesta era “abrir un ámbito donde la gente pudiera juntarse a escuchar textos de diversos autores, mientras tomaba un café y disfrutaba de las obras de artistas plásticos de la localidad” y sostenían que “consideramos importante darnos la posibilidad de escuchar la palabra desnuda en estos tiempos cibernéticos y tecnologizados” (Revista “BibPop”, Nº1, Julio 2004).
El principio no fue del todo fácil.
-“Los encuentros se hacían una vez por mes y era difícil comunicarlos”.
-“Leíamos textos (un poco densos) acompañados de exposiciones de Plástica. Teníamos los temores iniciales lógicos pero la idea era pasar un buen rato”.
-“ Siempre decíamos, “va a ser el último”, porque venía poca gente”.
El lugar físico fue cambiando (la Casita de la Oma, Mamaicuna, el Centro de Jubilados) y también la concurrencia. Se fueron sumando la música, el teatro, el cine, la danza, los títeres. Así, se llegó al abrumador y elocuente número de 30 ediciones.
El último encuentro, bajo el lema disparador “Mentira”, en Diciembre del año pasado, tuvo como escenario la Casa de la Cultura a sala llena.
Unos días antes, decían sus organizadoras: Espacio en Fuga nos propone expresarnos desde lo que somos, nos interesa y nos gusta. Nos propone investigar materiales y mostrar la producción. No es necesario ser ARTISTA para expresarnos. Se puede participar con obra plástica, fotográfica, escultórica. Se puede participar con narración, teatro, música, danza. Se puede participar con textos propios expuestos, con intervenciones… O se puede participar mirando, sintiendo” (Diario Andino Digital, Domingo 21/12/10).

La propuesta se fue enriqueciendo. También fue mutando la organización, los participantes, la disposición de las obras en el espacio.
La próxima edición ya está planteada. Será el Sábado 28 de Mayo en Casa de la Cultura y el lema disparador será “El Desparramo”.
Dicen hoy sus fundadoras:
-“Me encanta cuando llega ese dìa y descubro las distintas expresiones que surgen a partir de una palabra…”
-“Todo es tan democrático que ahora es más bien caótico”.
¡Brindamos por el caos si tiene estos resultados!
Si tuviésemos que definir a “Espacio en Fuga” acaso lo más aproximado sería decir que es un encuentro comunitario de arte y literatura en torno a un tema disparador de creatividad”. Pero esa definición le queda chica al reflexionar sobre lo que culturalmente representa para nuestra ciudad.

En “Espacio en Fuga” el espacio fue cambiando a lo largo de todos estos años como asi también los organizadores y la convocatoria fue ampliándose a otras áreas, pero como dicen hoy sus protagonistas “hay un algo que persiste que tiene que ver con el encuentro y el compartir”.


Contacto: espacioenfuga@hotmail.com.ar


Fotos: Paola Knotek, Cecilia Gaviola, Graciela Arakelian

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL TRUCO Por Jorge Luis Borges

Desde los inicios mismos de la argentinidad, el truco le pelea mano a mano al fútbol ese título de “deporte nacional”. Compartimos con ustedes fragmentos del texto “El truco” de nuestro compatriota don Jorge Luis Borges, donde el genio reflexiona sobre este juego infinito.
Cuarenta naipes quieren desplazar la vida. En las manos cruje el mazo nuevo o se traba el viejo: morondangas de cartón que se animarán, un as de espadas que será omnipotente como don Juan Manuel, caballitos panzones de donde copió los suyos Velázquez. El tallador baraja esas pinturitas. La cosa es fácil de decir y aun de hacer, pero lo mágico y desaforado del juego —del hecho de jugar— despunta en la acción. (…) Sobre la mesa, desmantelada para que resbalen las cartas, esperan los garbanzos en su montón, aritmetizados también. La trucada se arma; los jugadores, acriollados de golpe, se aligeran del yo habitual. Un yo distinto, un yo casi antepasado y vernáculo, enreda los proyectos del juego. El idioma es otro de gol…

ANDRÉS ZERNERI: UN INSTRUMENTO PARA DECIR EN EL ARTE, Por Vivi Núñez

Zerneri se presenta y -lógicamente-  hablan sus manos. Las palabras surgen necesarias en anécdotas que buscan reafirmar los conceptos técnicos del lenguaje artístico  que nos convoca  al dictar un seminario-taller de “Dibujo con modelo vivo”. Se presenta a sí mismo y a su compañera Geraldine Schroeder, artista plástica también, diciendo que se acaban de mudar a la Villa, después de varios viajes incursivos que los fueron conquistando. Presenta los materiales con que trabajaremos y advierte que “la idea de la carbonilla es decir mucho con la menor cantidad de información posible”. Resultan agradables sus manos grandes que dibujan líneas suaves, la llaneza de sus palabras y “la idea de la carbonilla”. (Releo la nota y constato que la carbonilla se le parece: Zerneri se fusiona en el Arte para ser junto a él apenas un instrumento para decir. Cuando le pregunto algo se mezcla en formas sobre el lienzo de mi pregunta; surgen los recuerdos como manchas y trazos que se auto-convocan para hac…

EL ASADO Por Juan José Saer

En su magnífica novela “El río sin orillas”, el santafesino Juan José Saer (1937-2005) reflexiona sobre nuestra comida más representativa. “Rescate” convida a sus lectores (en ocasión de este número especial sobre las pasiones argentinas) con este fragmento jugoso de esa novela.
Es que la carne de vaca asada a las brasas, el "asado", es no únicamente el alimento de base de los argentinos, sino el núcleo de su mitología, e incluso de su mística. Un asado no es únicamente la carne que se come, sino también el lugar donde se la come, la ocasión, la ceremonia. Además de ser un rito de evocación del pasado, es una promesa de reencuentro y de comunión. Como reminiscencia del pasado patriarcal de la llanura, es un alimento cargado de connotaciones rurales y viriles, y en general son hombres los que lo preparan. Además de ciertas partes carnosas de la vaca, prácticamente todas las vísceras son aptas para la parrilla: intestinos, riñones, mollejas, corazón, ubres de la vaca y testícul…